Metrópolis. El cartel de película mas caro

16/01/2017
Metrópolis. El cartel de película mas caro
Ufa y Paramount
metalocus, JOSÉ JUAN BARBA
El póster de película más buscado y más caro de todos los tiempos.
Esta es la imagen de posiblemente el mejor cartel jamás diseñado, por el artista gráfico alemán Heinz Schulz-Neudamm. El modelo para la distribución alemana de la obra maestra del cine mudo de Fritz Lang, Metrópolis de 1927. El resto son variaciones de imágenes utilizadas para presentaciones según países o tipo de documento (no siempre eran posters, podían ser portadas de dossier de prensa, tarjetas de estreno...). Propuestas igualmente brillantes, pero menos populares o conocidas.

Metrópolis es una película llena de imágenes espectaculares: el robot, el paisaje urbano, los trabajadores y las máquinas, todo el material de arte proporcionado para la promoción... vendiendo la película a un público contemporáneo. Como resultado, Metropolis tiene una buena serie de carteles, tarjetas de presentación y tarjetas de vestíbulo, la mayoría producidas por Ufa y Paramount en asociación con el lanzamiento inicial de la película durante 1927-1928.

Obra maestra del cine y película fundamental del expresionismo alemán, muestra una visión apocalíptica de la sociedad del futuro. En su día fue una gran superproducción de la potente productora alemana UFA, pero en la misma proporción fue un fracaso de taquilla.

El más notable de los carteles de Metrópolis es la imagen original de Schulz-Neudamm de tres hojas, que lleva la cabeza del robot mirando fijamente al espectador en blanco y enmarcada por un fondo de rascacielos altos y letras tipografía típica del art decó. Aunque eran elementos efímeros, estos carteles son ahora muy apreciados entre los coleccionistas y galerías de arte, reconocidos como buenos ejemplos del arte del cartel, con evidentes elementos del movimiento expresionista alemán y Art Deco. La dirección de arte extrae la influencia del diseño de la Bauhaus, del Cubismo y Futurismo.

Tras su estreno alemán en 1927, el film fue re-editado por los estudios Paramount, reduciendo su metraje en 30 minutos con respecto al montaje original de Fritz Lang. La UFA (Universum Film AG), el estudio cinematográfico más importante de Alemania durante la primera mitad del siglo XX, también la recortó para la exportación.

La versión integra original se creyó perdida, hasta que en 2008, se descubrió que un museo de Buenos Aires tenía una copia adquirida a finales de los años veinte. Tras su restauración, la versión íntegra -y original- de "Metrópolis", tal y como la imaginó Fritz Lang, con 25 minutos más de metraje original, finalmente se estrenó en el Festival de Berlín de 2010. 
 

Sipnosis

La trama se situa en un futuro lejano, el año 2026. En la megalópolis de Metrópolis la sociedad se divide en dos clases, los ricos que tienen el poder y los que pertenecen a los medios de producción. Los primeros están rodeados de lujos, espacios amplios y jardines, y los segundos los obreros, condenados a vivir en condiciones dramáticas recluidos en un gueto subterráneo, cercano el corazón industrial de la ciudad.

Por casualidad, un día Freder (Alfred Abel), el hijo del todoperoso Joh Fredersen (Gustav Frohlich), el hombre que controla la ciudad, descubre las duras condiciones laborales de los obreros tras enamorarse de María (Brigitte Helm), una muchacha de origen humilde, venerada por las clases bajas, que predica los buenos sentimientos y al amor. El hijo entonces advierte a su padre que los trabajadores podrían rebelarse.

El guión fue escrito por Fritz Lang y su esposa Thea von Harbou, inspirándose en una novela de 1926 de la misma Von Harbou. Se considera uno de los máximos exponentes del expresionismo alemán en las artes cinematográficas. Metrópolis es uno de los pocos filmes considerados Memoria del Mundo por la UNESCO. Categoría en la que también se encuentran los filmes documentales de los hermanos Lumière, Los olvidados, dirigida por Luis Buñuel (1950) y El mago de Oz de Victor Fleming (1939). Metrópolis fue el primero en poseer esta categoría, amparado en la vívida encarnación de toda la sociedad, y la profundiad de su contenido humano y social.