Chillida Leku reabre sus puertas mirando hacia el futuro

Más información

Directora
Mireia Massagué.
Comisarios
Ignacio Chillida y equipo de exposiciones del museo.
Fechas
Apertura al público general.- 17 de abril de 2019
Horario
De abril a septiembre.- de miércoles a lunes de 10h a 20h. De noviembre a febrero.- de miércoles a lunes de 10h a 18h. Octubre y marzo.- de miércoles a lunes de 10h a 19h. Los martes cerrado por descanso del personal, exceptuando puentes y festivos.
Dirección
Barrio Jauregui, 66, Hernani, Gipuzkoa.

Eduardo Chillida

Eduardo Chillida (San Sebastián, 10 de enero de 1924 - San Sebastián, 19 de agosto de 2002) fue un escultor y grabador español conocido por sus trabajos en hierro y en hormigón, destacado continuador de la tradición de Julio González y Pablo Picasso. Antes de dirigir su atención al dibujo y estudiar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, se matriculó en Arquitectura en la Universidad de Madrid, carrera que abandonó.

El interés inicial de Chillida por la arquitectura tendría un efecto prolongado en su desarrollo como artista, su comprensión de las relaciones espaciales y, en particular, su deseo de hacer visible el espacio teniendo en cuenta las formas que lo rodean. El año 1950 es también la fecha de su primera exposición, Les mains éblouis, en la Galería Maegth, y marca el comienzo de la longeva relación con su amigo y galerista Aimé Maeght.

Chillida es sumamente célebre por su forma de plantear la obra pública monumental. Su primer gran encargo llegó al comienzo de su trayectoria cuando, en 1954, realizó las cuatro puertas del Santuario de Nuestra Señora de Aránzazu. Otro encargo público clave fue un monumento a Sir Alexander Fleming, que realizó para la ciudad de San Sebastián pero no llegó a instalarse.

El año 1958 fue clave para Chillida a nivel expositivo, ya que representó a España en la Bienal de Venecia y recibió el Gran Premio Internacional de Escultura, el primero de los numerosos galardones y reconocimientos públicos de su trayectoria. También fue el año en que expuso por primera vez en el Solomon R. Guggenheim Museum como parte de Sculpture and Drawings from Seven Sculptors (Escultura y dibujos de siete escultores). En ese momento, Chillida comienza una serie de esculturas tituladas Rumor de límites, labradas en hierro y acero. En ellas los elementos geométricos se transforman en estructuras que desafían la gravedad, lo cual les otorga a la vez un carácter escultural y arquitectónico. En realidad estos tótems tienen su origen en el dibujo y, junto a la serie Ikaraundi (Temblor), de 1957, surgieron a partir de los bosquejos gestuales, minimalistas y abstractos que Chillida creó a mediados de los 50.

En 1963, emprendió un periodo de exploración con numerosos viajes a Umbría, Roma, la Toscana y la Provenza. Como resultado de ello, se despertó en Chillida un interés por la interacción entre luz y arquitectura, que ya nunca le abandonaría. Esto le condujo a empezar a trabajar con alabastro, un material que atraía al artista por sus cualidades traslúcidas y lumínicas. La primera obra que creó con este material fue Homenaje a Kandinsky (1965).

En 1968, el escultor conoció al filósofo alemán Martin Heidegger y, un año después, colaboró con él en una versión ilustrada de su texto, Die Kunst Und Der Raum. Ambos concebían el espacio como un medio material de contacto relacional y entendían la escultura como una manera de expresar el lugar de cada ser humano en el mundo y fue precisamente la consideración de “lugar” fundamental en en la obra pública monumental de Chillida. 

Un emblemático encargo para el artista fue su Peine del viento XV, instalado en 1977 en Donostia-San Sebastián, su lugar de nacimiento. La obra se eleva sobre las olas en el extremo occidental de la bahía de La Concha y consiste en tres grandes piezas de acero, de once toneladas cada una, incrustadas en las rocas. Chillida concibió este trabajo en relación al horizonte y al mar, dos elementos que retomó frecuentemente a lo largo de su trayectoria.

Entre sus múltiples encargos públicos cabe destacar otros proyectos innovadores, como su colaboración con el arquitecto Luis Peña Ganchegui para crear la Plaza de los Fueros de Vitoria - Gasteiz, así como su monumento de 1988 en Guernica. En 1987 la ciudad de Barcelona encargó Elogio del agua para el Parque de la Creueta del Coll.

La obra de Eduardo Chillida ha sido objeto de numerosas exposiciones y retrospectivas internacionales, como las del Museo de Bellas Artes de Houston (1966); el Carnegie Institute, de Pittsburgh (1979); la National Gallery of Art de Washington (1979); el Museo Guggenheim de Nueva York (1980); el Palacio de Miramar, en Donostia-San Sebastián (1992); el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid (1999) y el Martin-Gropius-Bau de Berlín (1991).

Chillida fue galardonado en numerosas ocasiones tanto a nivel nacional como internacional. Recibió el Gran Premio Internacional de Escultura de la Bienal de Venecia (1958), el Premio Kandinsky (1960), el Premio Carnegie de escultura (1964), el Premio Rembrandt de la Fundación Goethe (1984), el Premio Andrew Mellon (1978, junto a Willem de Kooning), el Gran Premio de las Artes de Francia (1984), la Orden pour le Mérite für Wissenschaften und Künste (1987), el Praemium Imperiale de la Asociación Japonesa de Arte (1991), y el Premio Jack Goldhill de la Real Academia de las Artes de Londres (1996), entre otros.

Luis Laplace

Fundada en 2004 en París por Luis Laplace y Christophe Comoy, Laplace ha desarrollado una clientela internacional sensible al diseño y ejecución de alto nivel. Con un buen uso del espacio y la luz, un concepto de diseño basado en las culturas y tradiciones locales, la selección de materiales y colores, así como la pasión por el arte y la artesanía, Laplace combina la simplicidad moderna con una gran elegancia.

Luis Laplace es un arquitecto con formación argentina que tiene un buen ojo para el diseño de interiores, y tiene un enfoque único para unir obras de arte en un contexto vivo. El talento de Laplace se basa en su capacidad para sintetizar el arte y su entorno de tal manera que ambos permanecen distintos y conservan su singularidad, al tiempo que entran en un intercambio suplementario. Su objetivo arquitectónico es unir espacios estéticos y funcionales que puedan complementarse y realzarse con obras de arte, revelando matices inesperados, generando nuevas interpretaciones y lecturas, y precipitando un compromiso más profundo con las piezas.

Por lo tanto, nuestra competencia va más allá de la arquitectura y se centra en la arquitectura de interiores y la decoración. Podemos diseñar una casa desde cero y llevar a cabo el proyecto hasta los últimos detalles de la vida cotidiana. Este servicio de "clé en mains" es una característica distintiva clave de Laplace.

Un proyecto exitoso exige un diálogo constante con los clientes para desarrollar una visión completa de sus objetivos, aspiraciones y desafíos. Esta comunicación es esencial para desarrollar una relación de confianza y para entregar un proyecto en línea con las expectativas de los clientes.

Nuestro objetivo no es solo ofrecer un diseño atemporal y elegante, sino también dar soluciones prácticas a los desafíos de la vida de alto nivel del siglo XXI. En algunos casos, Laplace puede ayudar a los clientes en la búsqueda de su hogar ideal visitando la casa antes de la adquisición, definiendo los presupuestos de renovación e interiores, formando un equipo de expertos a cargo de entregar el proyecto bajo la supervisión de Laplace, etc.

El equipo de Laplace cuenta con 15 profesionales, incluidos arquitectos, arquitectos de interiores y diseñadores. Contamos con una extensa red en todo el mundo de agentes inmobiliarios, artesanos, topógrafos, contratistas, arquitectos locales, etc. Esta red de profesionales permite a Laplace entregar proyectos a tiempo y dentro del presupuesto en todo el mundo mientras controla el Ejecución en línea con la intención del diseño. Inspirado por el modernismo sudamericano y el movimiento brutalista, a Luis Laplace le gusta mezclar la tradición francesa y el saber hacer con muebles vintage, antigüedades exclusivas del siglo XX y muebles a medida diseñados y hechos en París. Esta línea de muebles, Laplace Bespoke, se muestra actualmente en nuestra sala de exhibición parisina ubicada en Saint-Georges. El Showroom de Laplace es también un espacio de exhibición de muebles antiguos y antigüedades exclusivas seleccionadas por Luis Laplace y Christophe Comoy.

Piet Oudolf

Considerado como un rebelde en la industria del paisajismo, el viverista holandés Piet Oudolf (1944) ha revolucionado la manera en que los jardines de plantas vivaces son vistos y diseñados hoy en día. Con un nuevo estilo de plantación y atención meticulosa a los detalles de las plantas, Oudolf ha forjado su habilidad de romper las reglas cuando su ojo lo encuentra necesario.

Nacido el 27 de Octubre de 1944 en Haarlem, Holanda, Piet es conocido por su cálida, generosa y humilde franqueza. Oudolf primero descubrió su pasión por las plantas después de haber viajado a Inglaterra en los años 70; ese viaje espoleó su imaginación para crear un tipo diferente de jardín (Sorin, la jardinería asilvestrada). En aquel momento , su inspiración era la muy comentada holandesa Mien Ruys , quien era mejor conocida por su trabajo en Tuinen Mien Ruys, una colección de treinta jardines tipo.

Sin aprendizaje formal, diseña por instinto que se inspira en la naturaleza. Apunta que en un jardín, la simetría es fácil pero el equilibrio es más difícil de conseguir, mientras intenta comprender cuál es la intención de un diseño al mirar a una composición de arquitecto. Usando formas y texturas de las plantas como guía para muchos de sus diseños , cree que el color de una planta acabara encontrado su lugar en un paisaje.

Es la innata curiosidad de Oudolf , su conocimiento hortícola y su habilidad para crear y afrontar vastos y amplios cuadros en ola con un nuevo estilo , lo que le premio su propuesta en el año 2000 para el Jardín Lurie, el mayor jardín sobre cubierta del mundo ubicado en el interior del Millenium Park, Chicago, IL. Trabajando mano a mano con la empresa de Arquitectura de Paisaje , Gustafson Guthrie Nichol, Piet considera ese jardín de dos hectáreas su mejor jardín hasta el momento. Considera su trabajo de ser “ un abandono con propósito”, con un aspecto y sensación muy naturalista, corroborando que su filosofía mientras diseñaba el jardín Lurie era la de traer la naturaleza de vuelta a la ciudad.

Algunos de los trabajos más influyentes de oudolf en los Estados Unidos incluyen plantaciones de vivaces en Battery Park, NY; el Highline , NY; y el cuartel general de Goldman Sachs, NY. Entre los muchos premios recibidos, Oudolf ha sido también galardonado con el Prince Bernhard Culture Prize, un premio otorgado por la reina de Holanda a la persona que haya contribuido con algo extraordinario a la cultura del país. Oudolf continúa creando jardines de vivaces a la vez que imparte masterclass en las aulas de numerosas escuelas de prestigio por todo el mundo.

Categorías

Prev
Prev

Nuestra selección