Nuevo Museo sobre las Vanguardias en Moscú. Sobre Constructivismo y mucho mas

17/07/2017
Nuevo Museo sobre las Vanguardias en Moscú. Sobre Constructivismo y mucho mas
Na Shabolovke Gallery [Moscú] Rusia
metalocus, JOSÉ JUAN BARBA
Na Shabolovke Gallery. Fotografía © Olga Alexeyenko
Mientras las autoridades de Moscú señalan edificios constructivistas en una lista la demolición en un proyecto masivo para reubicar a 1,6 millones de residentes de la ciudad, se ha inaugurado en el barrio de Shabolovka un museo sin fines de lucro dedicado a preservar la arquitectura vanguardista de Rusia.
Como suele ocurrir, la justificación de una necesidad primaria, es decir, empleo, salud, vivienda... sirve como justificación para la destrucción del patrimonio. Esta insensibilidad, por nuestro pasado es la que están demostrando las autoridades de Moscú, señalando edificios constructivistas para ser demolidos, como respuesta al proyecto masivo de reubicación de 1,6 millones de habitantes.

Para dar visibilidad y una protección adecuada a los edificios de las vanguardias de la era soviética, una serie de galerias e instituciones privadas se han unido en el barrio de Shabolovka para crea un museo sin animo de lucro dedicado a preservar la arquitectura vanguardista de Rusia, bajo el nombre de The Constructivist Project.
 
Danilovsky, el barrio de las galerías de Moscú, fue creado hace más de 20 años sobre la base de la asociación creativa "río de Moscú" en el centro de la urbanización Havsko-Shabolovskaya, diseñada a finales de 1920 por los arquitectos N. Travin y B. Blokhin, miembros de la asociación constructivista "Asnova" (Asociación de Nuevos Arquitectos).

Originalmente esta área fue diseñada como un canto a la nueva Moscú post-revolucionaria. En la zona se encuentran numerosos monumentos del constructivismo, por ejemplo, cerca de la galería "Zamoskvorechie" esta una obra maestra de la arquitectura del siglo XX, de renombre mundial: la torre de radio diseñada por el arquitecto Vladimir Shukhov.

El museo cuenta con fotografías, fragmentos arqueológicos, materiales de archivo, planos, elementos interiores recuperados como tiradores de puertas y herramientas pertenecientes al visionario ingeniero de la torre, Vladimir Shukhov. Las historias orales recopiladas por los residentes de Shabolovka durante mucho tiempo se presentan en pantallas de video. Desde 1991 la galería ha organizado más de 600 exposiciones de arte en Moscú, otras ciudades rusas y en el extranjero.

La idea para el espacio vino de la historiadora y activista local Ilya Malcow, que ha pasado años recogiendo artefactos de la zona, muchos de los cuales están ahora expuestos en el museo. El barrio es único, dice, porque fue construido prácticamente desde cero después de la revolución bolchevique en 1917 para albergar a los trabajadores para las nuevas fábricas e instituciones.

La Galería es parte activa de diferentes proyectos en red, que une en una sola idea las exosiciones de todas las galería de los diferentes distritos de Moscú. Uno de los proyectos más significativos es el dedicado al constructivismo, así como a los proyectos históricos y locales relacionadas con la comprensión del patrimonio cultural del distrito Danilovsky y su difusión.
 
Alexandra Selivanova, describe Shabolovka como un museo al aire libre que es apreciado más por los turistas extranjeros que por la mayoría de los rusos. "En Moscú, hay muchos monumentos dispersos de la vanguardia. Aquí se puede llegar en un área relativamente pequeña a ver tanto los experimentos arquitectónicos como sociales de esa época". comenta Alexandra Selivanova comisaria del proyecto. La estética minimalista y la visión utópica de la arquitectura constructivista y racionalista son impopulares entre los actuales políticos. "Las ideas relacionadas con la liberación de las mujeres de las tareas domésticas... entran en conflicto total con nuestros actuales programas transmitidos por las autoridades. La familia tradicional, patriarcal, no corresponde de ninguna manera a la casa comunal ... donde todos son absolutamente iguales," añade Selivanova.

La estética minimalista y la visión utópica de la arquitectura constructivista y racionalista son impopulares con los burócratas de hoy. "Las ideas relacionadas con la liberación de las mujeres de las tareas domésticas ... contradicen totalmente nuestros actuales programas transmitidos por las autoridades", dice Selivanova. "La familia tradicional, patriarcal, no corresponde de ninguna manera a la casa comunal ... donde todos son absolutamente iguales".