AUMENTAR LA NOCIÓN DE REALIDAD. [Por Juan D. López-Arquillo]

24/07/2013
AUMENTAR LA NOCIÓN DE REALIDAD. [Por Juan D. López-Arquillo]
Un redescubrimiento contemporáneo desde la revisión postmoderna de la Casa Wittgenstein.
metalocus, CANDELA OLIVA.
Hoy queremos compartir con vosotros esta interesante reflexión sobre la casa Wittgenstein que nos ha hecho llegar el arquitecto Juan D. López-Arquillo. La casa Wittgenstein no es sólo arquitectura: es un proyecto de filosofía realizado con técnicas de proyecto arquitectónico. Este filósofo vienés del siglo XIX, contemporáneo de Loos, hizo suyo este proyecto de vivienda casi desde el principio, asumiendo el papel de arquitecto en un interesante ejercicio de cambio de lenguaje, del mundo de las palabras al mundo de los espacios. López-Arquillo analiza el proyecto y encuentra nuevos significados desde una visión contemporánea.

La casa que el filósofo Ludwig Wittgenstein levantaba para su hermana entre 1926 y 1929 en la Viena postimperial nos es más conocida por la confrontación interpretativa sobre la misma que por la casa en sí. Entre la casa ideal -que contuviera un espacio ideado para pensar- que un catedrático de Cambridge levantaba para su hermana en un claro de bosque en Corrección de Thomas Bernhard, y la casa que con sus formas cúbicas sustraídas parece un cajón vacío describía Claudio Magris en su viaje por El Danubio, se ha generado una imagen idealizada de casa inhabitable, en el límite entre una verdadera casa y la imposibilidad de la misma. Esta casa se nos ha presentado enconadamente por gran parte de la crítica desde la formatividad física de la misma según los rígidos principios de un discurso estructuralista; un intento de dotar de orden metalingüístico al elenco material y técnico que es un proyecto de arquitectura. Despierta nuestro interés los personajes concretos, estando la autoría atribuida al filósofo Ludwig Wittgenstein, el filósofo de la lógica metaenunciada del Tractatus Lógico Philosophicus, amigo íntimo de Adolf Loos; y siendo la propietaria su hermana, Margaret Stonborough-Wittgenstein, una de los mecenas más solicitados de la cultura vienesa de la época.

Esta delgada línea que separa el vacío de las arquitecturas representativas de la imposibilidad de lo me...leer más