Exposición "Arniches y Domínguez. La Arquitectura y la Vida" [II]

Más información

Comisarios
Pablo Rabasco y Martín Domínguez Ruz
Diseño de Exposición
Candelaria López Romero, María Carrascal Pérez y Alejandro Muchada Suárez
Producción
Fundación ICO.
Lugar
C/ Zorrilla, 3 - 28014 Madrid, España. Tel.: 91 420 12 42
Fechas
30.09.2017 > 24.01.2016

Pablo Rabasco

Pablo Rabasco profesor titular de Historia del Arte y Director General de Cultura de la Universidad de Córdoba. Ha sido Investigador Principal de Proyectos de Investigación del Plan Nacional 2010 y 2014, del Ministerio de Ciencia y Competitividad, sobre la influencia de las prácticas autogestionadas en la ciudad, el espacio público y la arquitectura, y sobre hábitat y arquitectura en las colonias españolas en África.

En marzo de 2015 comisarió la exposición y edición de un monográfico en Architecture AAP en Cornell University sobre el arquitecto Martín Domínguez, proyecto realizado en colaboración con Martín Domínguez Ruz. En 2016 comisarió la exposición “Pueblos de Tierra” sobre la arquitectura del Instituto Nacional de Colonización en Córdoba.

Martín Domínguez Ruz

Martín Domínguez Ruz es arquitecto colegiado desde 1985. Ha impartido clases como profesor asociado y profesor invitado en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, en la Universidad Politécnica de Lausana y en la Universidad Politécnica Federal de Zurich. Ha colaborado en las revistas Quaderns editada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Barcelona y en Werk-Archithese de Zúrich.

Carlos Arniches Moltó

Carlos Arniches Moltó (Madrid, 24 de septiembre de 1895-Madrid, 12 de octubre de 1958) fue un arquitecto e intelectual español de la Generación del 25, co-autor del Hipódromo de La Zarzuela de Madrid junto con Martín Domínguez, obra en la que colaboró el ingeniero Eduardo Torroja. Era el mayor de los hijos del escritor Carlos Arniches Barrera.

Estudió en la Escuela de Arquitectura de Madrid (1911-1923). Obtuvo el título de arquitecto en 1923. Trabajando en el estudio de Secundino Zuazo , donde conoció a quien sería su socio y amigo, Martín Domínguez.

Su primera obra, el estudio del pintor Daniel Vázquez Díaz (1923), daba una clara muestra de sus ideas. . Aquella obra sentaba las bases de lo que él mismo daría a entender más adelante que era el "razonabilismo".​ Sin embargo, la relectura de la arquitectura vernácula no era ninguna novedad. Sus coetáneos Pikionis, Kozma o Lino seguían líneas de investigación y práctica similares. Con ello Arniches conectaba sus inquietudes con las de las corrientes europeas y sentaba las bases del expresionismo español –véase su intervención en el café Granja El Henar, en la calle de Alcalá nº 40–, que iría depurando durante el resto de su vida y en el que la plaza como centro de la vida española era el mito, en contraposición al germano de la montaña.

El refinamiento y la pureza de líneas marcaron su trabajo para la Junta de Ampliación de Estudios (1927-1939), que le encargó la construcción de sus nuevos edificios: la Sección Preparatoria del Instituto Escuela, el Auditorio y Biblioteca de la calle Serrano, el Nuevo Pabellón de la Residencia de Señoritas Estudiantes, el Parvulario del Instituto Escuela y la Fundación Nacional. En ellos, con muy escasos medios, alcanzó la máxima expresividad por medio de una técnica y una realización impecables.

Su consolidación llegó al ganar, en colaboración con su socio, el Concurso del Nuevo Hipódromo de Madrid. El proyecto presentado conciliaba el deporte con el espectáculo, utilizando el viejo tema de la plaza como punto de partida.

Tras la Guerra Civil se negó a exiliarse y afrontó la durísima depuración profesional. Sólo el apoyo de algunos colegas y amigos le permitió rehacerse. En los inicios otros hubieron de firmar sus obras, pero nunca le faltaron clientes gracias a su prestigio, e incluso participó en la relanzada colonización agraria de la Dictadura. Realizó dos poblados que figuran entre sus obras más completas, sin duda las más importantes de su posguerra y con las que hacía patente la coherencia de su obra: Gévora (Badajoz) y Algallarín (Córdoba). En esta fase final de su vida conoció a algunos jóvenes arquitectos, como José Luis Fernández del Amo, con los que mantendría una estrecha relación, lo que explica la transferencia de principios arquitectónicos entre ambas generaciones y el papel clave de Carlos Arniches como punto de partida del Movimiento Moderno español.

Categorías

Prev
Prev

Nuestra selección