William Klein. Manifesto. Una retrospectiva en el Espacio Fundación Telefónica

Más información

Comisario
Raphaëlle Stopin
Lugar
Fundación Telefónica. Gran Vía, 28, 7ª planta. 28013, Madrid.
Fechas
Del 8 de junio al 22 de septiembre de 2019

William Klein

William Klein nació en Nueva York en 1928 en el seno de una familia de inmigrantes judíos. Al crecer en los años 30, Klein también experimentó el antisemitismo de primera mano, tanto de estudiantes en la escuela como en la calle, era un niño judío en un vecindario irlandés. Siempre se sintió alejado de la cultura de masas.

Sus amigos lo recuerdan como un niño brillante y sarcástico al que le gustaba el arte y las humanidades. Adoraba el MOMA, el Museo de Arte Moderno, que fue como un segundo hogar para él a partir de los 12 años. A la edad de 14 años, tres años antes que sus compañeros de clase, se matriculó en el City College de Nueva York para estudiar sociología. A los 18 años, pasó dos años en el Ejército de los Estados Unidos, estacionado en Alemania y Francia como operador de radio, antes de completar su curso.

En 1948 se matriculó en la 'Sorbona' en París. En 1949, Klein estudió brevemente con Lhote y Fernand Leger. Después de casarse con Jeanne Florin, decidió quedarse en Francia y aún vive y trabaja en París. A principios de los años 50, el estilo Klein era sobrio, abstracto y arquitectónico. Las pinturas de este período fueron profundamente influenciadas por los gráficos, Bauhaus, Mondrian y Max Bill, lo que llevó a Klein a intentar pintar murales.

En 1952, Klein realizó dos muestras en Milán en el 'Teatro Piccolo' y en la 'Galería Il Milione' y comenzó a colaborar con el arquitecto Angelo Mangiarotti, quien encargó murales en paneles móviles que podrían usarse como separadores de habitaciones. En el mismo año, comenzó a colaborar con la revista de arquitectura italiana 'Domus'.

Como artista que utiliza la fotografía, se dispuso a reinventar el documento fotográfico. Sus fotos, a menudo borrosas o desenfocadas, sus impresiones de alto contraste (sus negativos a menudo estaban muy sobreexpuestos), su uso de películas de grano alto y ángulos amplios conmocionó el orden establecido del mundo de la fotografía y se ganó la reputación de fotógrafo anti-fotógrafo.

Inspirado por Moholy-Nagy y Kepes, comenzó a experimentar con la yuxtaposición de la pintura abstracta y la fotografía.

Para 1954, se sentía listo para regresar a Nueva York para una visita y cuando Klein llegó, comenzó a fotografiar Nueva York de una manera nueva, una especie de diario fotográfico. Como estadounidense que había vivido en Europa durante seis años, se había convertido en un híbrido y, para él, Nueva York le era extrañamente ajeno.

Regresó con el trabajo a París y, aunque el establishment fotográfico lo rechazó, logró encontrar a un editor francés, Editions Seuil, que creyó en él y lo publicó en 1956 (publicado nuevamente en 1995). También se publicó en Italia el mismo año. El libro de Klein ganó el Premio Nadar.

De 1960 a 1964, produjo otros tres libros de fotografía: 'Roma' (1960), 'Moscú' (1964) y 'Tokio' (1964); todos están llenos de imágenes crudas, granulosas, arremolinadas pero nítidas.

De 1955 a 1965 Klein trabajó para Vogue. Prefirió fotografiar a sus modelos en la calle o en locaciones. No estaba particularmente interesado en la ropa o la moda, y aprovechó esta oportunidad para investigar el proceso de toma de fotografías mediante la introducción de nuevas técnicas para la fotografía de modas, incluido el uso de lentes de gran angular y enfoque largo, exposiciones largas combinadas con flash y exposiciones múltiples, haciendo de la moda un espacio de innovación en fotografía.

Desde 1965 hasta principios de los 80, abandonó la fotografía y se concentró principalmente en el cine, realizando varios documentales: 'Broadway By Light' (1958), 'Who Are You Polly Maggoo?' (1966), 'Mr. Freedom '(1969),' Muhammad Ali The Greatest ',' The Model Couple '(1977),' The Little Richard Story '(1979),' The Messiah '(1999).

Klein regresó a la fotografía fija en la década de 1980 debido a un renovado interés en sus primeros trabajos. Sus fotografías de este período se caracterizan por su uso de primeros planos y lentes de gran angular.

Durante los años 90 continuó creando obras mixtas con pintura y fotografía. Recibió el Premio Hasselblad y se organizaron varias retrospectivas de sus películas en Nueva York y Japón. Fue galardonado con el Premio Agfa-Bayer / Hugo Erfurt y creó dentro y fuera de la moda, un proyecto de medios mixtos que incluye dibujos, fotografías y películas, que se publicó simultáneamente con espectáculos en Londres, París y Nueva York. En 1997 volvió a fotografiar Nueva York y realizó espectáculos en Barcelona y París. En 1999 fue galardonado con la "Medalla del siglo" por la Royal Photographic Society en Londres. Actualmente vive y trabaja en París.

Categorías

Prev
Prev

Nuestra selección