Frank Stella & Santiago Calatrava en el IAACC Pablo Serrano

Más información

SANTIAGO CALATRAVA

Santiago Calatrava (Valencia, 1951) Nace en 1951 en Valencia. Formado en la Escuela de Bellas Artes y Oficios de Valencia, donde estudia en la recién inaugurada Escuela Técnica Superior. En 1975 Ingresa en el Instituto Federal de Tecnología de Zurich, obteniendo el título de doctor en 1981. En esta ciudad establece su primer estudio de arquitectura y es aquí donde consigue la primera participación premiada en 1983, por el diseño y construcción de la Estación de tren en Zurich.

Su formación como artista, arquitecto e ingeniero le impulsa a construir una obra de arte global lo que dota a todos sus trabajos de gran riqueza y multiplicidad de connotaciones. En 1984, Calatrava, diseña y construye el Puente de Bach de Roda en Barcelona. Este es el comienzo de los sucesivos proyectos de puentes que realizará más tarde y que le otorgan su gran reputación como arquitecto e ingeniero de categoría internacional.

Calatrava establece la segunda oficina de su firma en París, en 1989, mientras trabaja en el proyecto de la estación del aeropuerto de Lyon, Francia (1989-1994) La tercera oficina la sitúa en la ciudad de Valencia, en el año 1991, para facilitar su último trabajo: un enorme complejo cultural y la intervención urbana en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Desde el año 2000 algunos de sus proyectos más destacados son: la ampliación del museo de Arte de Milwakee, Wisconsin, EE.UU (2001) el primer edificio que Calatrava realizó en Estados Unidos; el complejo Olímpico Deportivo de Atenas, Grecia (2004) o el Cuarto Puente sobre el Gran Canal, Venecia Italia (2008). En la actualidad está trabajando en proyectos de diseño y construcción en todo el mundo, cabe destacar el World Trade Center Transportation Hub en Nueva York o el recién inaugurado Peace Bridge de Calgary (2012). Son innumerables los reconocimientos recibidos por Santiago Calatrava, entre otros la Medalla al mérito de las Bellas Artes, del Ministerio de la Cultura español (1996) y Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1999).

Frank Stella

Frank Stella (Malden, Massachussets, 1936). Estudia pintura en la Academia Phillips de Andover y en la Universidad de Princeton, graduándose en 1958. Ese mismo año se instala en Nueva York, donde a finales de los años 50 presenta su serie “Black Paintings” (“Pinturas Negras”) Pintor precursor del minimalismo, enseguida se gana el reconocimiento del mundo del arte lo que le lleva a participar en la exposición de “Sixteen Americans” (1959) en el MoMA de Nueva York.

Entre los años 1960 y 1970, desarrolla una incesante labor expositiva y creativa. Su constante búsqueda le lleva a romper con las barreras tradicionales que separan pintura y escultura. Así a mediados de los años 60, Stella abandona el formato rígido y rectangular del lienzo para transformar los soportes pictóricos en polígonos de colores.

Son los lienzos con formas conocidos como “Irregular Polygons” (“Polígonos irregulares”, 1965-66) Estas experiencias se prolongan en obras de los años 70, década en la que también explora la geometría y recupera el formato rectangular en obras, normalmente de grandes dimensiones, que se caracterizan por líneas de colores organizadas de manera concéntrica.

Stella continúa trabajando entre los límites de la escultura y la pintura en obras de gran luminosidad cromática. En las series de los años 80 abandona la geometría e incorpora formas orgánicas que recuerdan a la naturaleza. Utiliza en su elaboración materiales industriales de desecho -tubos, plásticos, alambres- apareciendo ya obras plenamente escultóricas. Comienza aquí su inspiración literaria que mantiene en los años 90, con la serie basada en obras del escritor alemán Heinrich von Kleist y cuyo referente último encontramos en The Michael Kohlhaas curtain, que se presenta en el IAACC Pablo Serrano.

A sus setenta y cinco años Stella sigue trabajando e investigando las posibilidades de todos los lenguajes –pintura, escultura, arquitectura y artes gráficas- realizando incluso maquetas de proyectos arquitectónicos. Es el único artista vivo al que el MoMA ha dedicado dos retrospectivas y ha recibido importantes premios y reconocimientos.

Actualmente, Frank Stella vive y trabaja en la ciudad de Nueva York.

Categorías

Prev
Prev

Nuestra selección